sábado, marzo 27, 2010

¡Feliz cumple, Islamabad!




Igor G. Barbero
Islamabad, 27 mar (EFE).- Cuando se cumplen 50 años desde su fundación, Islamabad, capital política de Pakistán, se ha consolidado como una ciudad moderna y funcional, pero crece sin una dirección ni identidad claras, alejada de las realidades del país y vulnerable a sus problemas.
Diseñada en 1960 a golpe de escuadra y cartabón por el arquitecto y urbanista griego Constantinos Dioxadis, Islamabad, o "lugar donde habita el Islam", nació pensada para evitar luchas locales por la capitalidad, en un zona estratégicamente segura y con un clima más benévolo, rodeada de lagos y colinas no lejanas al Himalaya.
Desde entonces, la ciudad se ha desarrollado como un centro de frenéticas actividades políticas y diplomáticas, aunque huérfana de vida cultural y empuje financiero.
Además, algunos críticos dicen de Islamabad que no es más que una "burbuja" separada del país por 14 kilómetros, los que distan de la bulliciosa ciudad vecina de Rawalpindi.
"En términos de calidad de vida en esta parte de Asia y en Pakistán es quizá una de las mejores ciudades. Es ordenada, con muchas zonas verdes, con servicios, poco contaminada... pero sigue careciendo de una identidad propia", dijo a Efe el analista Humayun Khan, del gubernamental Instituto de Estudios Estratégicos.
Según Khan, aún hay pocas personas que puedan ser consideradas de Islamabad, destino para muchos de paso temporal y punto de encuentro de trabajadores de todas las etnias y lugares del país, lo que "se ve cuando hay fiestas nacionales, porque se queda totalmente vacía".
Leer artículo entero

Fotos: IGB, EFE

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal