domingo, agosto 23, 2009

Karachi se desmelena con elitista desfile de moda horas antes del Ramadán




Igor G. Barbero
Karachi (Pakistán) 22 ago (EFE).- El mundo de la moda en Pakistán tiene su atalaya en la metrópolis de Karachi, donde una elite reducida y privilegiada, que bebe de influencias tanto de la India como de Occidente, hace frente a los tabúes de una sociedad islámica muy conservadora.
Unas horas antes de que un muftí de Peshawar, ciudad poblada de mujeres con burka en el oeste fronterizo con Afganistán, declarara el inicio del mes de ayuno y abstinencias del Ramadán, en la meridional Karachi cientos de personas asistían a un desfile seguido de fiesta nocturna en la que no faltó de nada.
Centro financiero de Pakistán y su urbe más cosmopolita, habitada por 14 millones de personas, Karachi es el escenario por excelencia de desfiles de alta costura como el que este viernes marcó el debut de la joven diseñadora Sanam Agha de la mano de uno de los gurús de la moda en el país, el estilista Tariq Amin.
"Es un mercado pequeño, para una elite del uno por ciento, pero en los últimos diez años están apareciendo muchos diseñadores nuevos que también salen fuera de Pakistán, gente rica y educada, formada en el extranjero", explica a Efe Amin, quien saltó a la fama tras maquillar a la ex primera ministra Benazir Bhutto para su boda. Leer más

Fotos: IGB (EFE)

1 comentarios:

A las 6:38 p. m. , Blogger Jordi Botella ha dicho...

Deben sentirse marcianos, un abismo les separa del resto
Buena recreación de la atmósfera

 

Publicar un comentario en la entrada

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal